Tadea y Melón

Si te gustan los gatos sabes de sobra que existen pocas cosas en el mundo que puedan gustarte más de lo que te gustan los gatos. Son seres extraordinarios, de una belleza sin igual, con miradas inspiradoras e intrigantes, con movimientos adorables, pelajes suaves y mulliditos, personalidades únicas…en resumen, los gatos son fantásticos.

«Quiero un gato, quiero un gato y quiero un gato. A partir de hoy me pongo en huelga de hambre y, hasta que no tenga un gato, no vuelvo a comer»

Tadea es una niña enamorada de los gatos, que está dispuesta a hacer lo que sea para conseguir tener uno y su deseo es tan fuerte, tan intenso, que se hace realidad, un felino aparece en su vida, pero su llegada traerá sorpresas y algún quebradero de cabeza. Al leer este cuento y conocer a Tadea, mi niña interior se ha sentido identificada con ella, porque quién no ha sentido alguna vez un deseo intenso y lleno de emoción, ese tipo de ilusión arrolladora que tenemos en la infancia y que sentimos que es más fuerte que nosotros mismos. Para tener gata yo no tuve que esperar ni rogar, mi primera gatita llegó a casa sin pedirlo, por sorpresa, la trajo mi padre y la llamamos Sindy. Hasta entonces los gatos eran grandes desconocidos para mí, pero ella me enseñó lo que era el amor gatuno y desde entonces siempre he tenido una gatita a mi lado. Pero como Tadea, yo también sentí deseo e ilusión por muchas cosas siendo niña y, por eso, al leerla me ha hecho reír y empatizar con esas ideas alocadas que pasan por las cabezas de las niñas y los niños.

Cuando nos vemos inmersos en la tarea de encontrar libros que resulten divertidos y atractivos, para esos años en los que es fundamental crear un vínculo fuerte entre el libro y la niña o el niño, puedes elegir esta historia para añadir a esa primera colección de historias inolvidables. Ten en cuenta que los primeros libros que leemos por nosotros mismos, sin ayuda de un adulto, dejan huella. Una marca imborrable. Yo recuerdo vivamente y aún conservo en la estantería a Manolito Gafotas, El pequeño Nicolás o El pequeño vampiro, grandes éxitos de la literatura infantil que me hicieron amar la lectura, los libros y sus divertidísimas historias.

Tadea y Melón es una historia breve, perfecta para iniciar a niñas y niños en la lectura, con un ritmo ideal para mantener captada su atención, un lenguaje sencillo que facilita el seguimiento de la historia y conocer a sus personajes, y está acompañada por ilustraciones a color que nos ayudan a completar esta aventura gatuna. Es tan recomendable, que incluso como adulta a la que le apasionan los gatos te invito a su lectura, independientemente de si vas a compartirlo con público infantil o no, pues te va hacer reír y desenterrar los recuerdos de alguna de aquellas cosas que deseaste tener con tanta emoción en tu infancia.

«Tadea lo tiene muy claro: ella quiere un gato. Y, aunque sus padres no están muy de acuerdo, está dispuesta a todo para conseguirlo. Pero a veces hay que tener cuidado con lo que una desea…por si acaso.»

Librería Diagonal Segovia 8,95€

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s