El pequeño vampiro

Hay libros que marcan un antes y un después en tu vida. Eso me ocurrió a mi cuando de niña leí El pequeño vampiro. Al leerlo se convirtió en mi libro favorito. Tenía los ingredientes perfectos para hacerme soñar. Me hizo conocer los vampiros, enamorarme de las capas que te hacían volar, reir con personajes estrambóticos, y un largo etcétera que hizo que mi imaginación se disparase y me hiciese la mágica pregunta: ¿qué puedo leer más?. Desde entonces rebusqué en las estanterías de la biblioteca municipal todos los libros que llamaron mi atención y encontré grandes historias, que me acompañaron durante mi infancia, por todo eso, gracias pequeño vampiro.

Angela Sommer-Bodenburg (1948, Alemania) es la autora de esta saga fantástica, que lleva cosechando éxito entre los niños durante generaciones, y a la que se atribuye la venta de más de 10 millones de ejemplares. ¡La saga se ha traducido a más de 30 idiomas!

El pequeño vampiro vio la luz en 1979 y desde entonces no ha dejado de reeditarse una y otra vez. En España, de mano de la editorial Alfaguara.

Esta es la historia de una amistad peculiar, un niño: Anton, y un vampiro, Rüdiger. El vampiro Rüdiger tiene al menos 150 años, pero guarda una apariencia infantil porque se convirtió en vampiro siendo niño. Se conocieron una noche de sábado en la que Anton se quedó solo en casa, ya que sus padres habían salido. «Anton oyó un extraño crujido que parecía venir de la ventana. Y de pronto creyó ver detrás de las cortinas una sombra que se perfilaba en la clara luz de la luna.» Desde su primer encuentro Anton y Rüdiger comenzaron a vivir aventuras, a ambos les gustaba leer y Anton despertó la curiosidad de su extraño amigo con su gusto por las historias de vampiros.

Un punto extra con el que cuenta la historia es que entre las páginas encuentras pequeñas ilustraciones de las escenas que se están desarrollando, lo cual es perfecto para alentar a la imaginación, y que la lectura sea amena y ligera para esos primeros grandes lectores en potencia del futuro. Por cierto, las ilustraciones son obra de la propia autora, que también tiene una gran trayectoria como artista plástica.

Ha ocurrido algo maravilloso; algo que hasta el momento sólo sucedía en las historias de misterio: Anton ha conocido a Rüdiger, un vampiro de los de verdad. Las aventuras que siempre ha imaginado van a hacerse por fin realidad ante el asombro de sus padres: criptas secretas, vuelos nocturnos, cementerios abandonados…

Alfaguara infantil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s